Campos de Lavanda de Brihuega

un reportaje familiar improvisado

Campos de Lavanda de Brihuega

Instagram además de ser una fuente de  inspiración, entretenimiento y diversión sirve muchas veces para enseñarme lugares maravillosos, que de otra forma,  seguramente nunca hubiera llegado a conocer.

Era domingo 22 de Julio, habíamos ido a pasar el fin de semana a Zaragoza y estábamos preparando el equipaje para emprender el viaje de vuelta a Madrid. En una de mis pausas hice un scroll rápido en IG y vi una foto de Gracebeggy (os recomiendo que la sigáis tiene una cuenta muy cuidada con un estilo british naive llenito de flores, faldas de cuadros, Hunters, castillos y sombreros de paja) que me hizo detenerme y buscar la ubicación.

En un primer momento pensé “esto es en la Provenza, seguro”

Era una foto preciosa, en unos campos de lavanda. Posaba con un vestido amarillo y, aunque en un primer momento pensé “esto es en la Provenza, seguro”, cuánta fue muy sorpresa cuando vi que la ubicación, “Brihuega”, se trataba de un pueblito de la provincia de Guadalajara que prácticamente nos pillaba de camino en nuestro trayecto de vuelta a Madrid desde Zaragoza.

Me costó poco convencer a Sule para hacer una paradita ahí, por lo poco que nos teníamos que desviar y por lo bonitos que estaban los campos de lavanda en esta época. Apuntad que en la segunda y tercera semana de julio es cuando los campos están en su punto óptimo de floración y es cuando están más morados y espectaculares.

Para llegar, metimos “Campos de Lavanda de Brihuega” en Google Maps, pero sinceramente las indicaciones no quedan del todo claras así que mi consejo es o que vayáis a la oficina de Turismo de Brihuega y ahí os indiquen exactamente, o que como hicimos nosotros, le preguntéis a cualquier persona que os encontréis en el camino cuando os vayáis aproximando al punto.

Como fue una parada totalmente improvisada no íbamos preparados, nos dejamos la cámara en Madrid y tuvimos que hacer las fotos con mi iPhone. Pero la luz era tan buena y el paisaje tan bonito que quedaron preciosas igualmente. Ya veis que os podéis hacer con un reportaje de fotos familiar la mar de bonito y gratis.

Por cierto, tuvimos la suerte de llegar justo al atardecer, cuando más bonita está la luz; pero eso sí, estaba plagadito de insectos y abejas. No fue todo perfecto, me picó un bicho que me dejó la pierna enrojecida e hinchada durante una semana. Mi consejo es que os rociéis de repelente de mosquitos, aún más si vais con peques. Nosotros tuvimos suerte y solo me picaran solo a mi; pero si le hubieran picado a Guille, con 5 meses, igual la visita no la hubiera recordado con tanto cariño.

Sin comentarios

Publica un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies